fbpx
619 35 56 12 ✨ RECIBE TU PEDIDO EN 24 / 48 HORAS

Anillo Tarot Emperatriz

18,20

  • Al comprar el anillo Tarot Emperatriz te regalamos una Pulsera GRATIS con tu pedido
  • Se envía en una bonita caja de regalo
  • 100 % garantía de calidad
  • Envío express 24-48 h
  • Vibra con energía positiva

DESCRIPCIÓN

Esta carta representa a la gran creadora, a la madre. Es símbolo de inteligencia y sabiduría, de fertilidad y seguridad material, pero, sobre todo, de inteligencia emocional. Y, en especial, del amor incondicional.

  • Material: acero inoxidable
  • AJUSTABLE

DESCRIPCIÓN

La Emperatriz

(el arcano III) representa la riqueza y abundancia, el amor, la belleza, la creatividad y el florecimiento, la naturaleza y la capacidad de mando.

Esta carta representa a la gran creadora, a la madre. Es símbolo de inteligencia y sabiduría, de fertilidad y seguridad material, pero, sobre todo, de inteligencia emocional. Y, en especial, del amor incondicional.

Supone una nueva dimensión de la energía Yin. En su aspecto más físico es la coquetería, la sensualidad, el disfrute de la vida. La carta en sombra es pura vanidad, la frivolidad y superficialidad, es la madre sobreprotectora, castradora y dura. Mal aspectada también representa el exceso de sensibilidad al halago, la inclinación hacia el lujo desmedido y la charlatanería o cotilleo.

Asociada a los signos de Virgo y Géminis, al planeta Venus y al Sol, La Emperatriz en numerología representa el III (fusión del I+II) es la representación de la Luz, de la creación, la Trinidad. Es el momento de florecer; el momento del disfrute.

La Emperatriz nos recuerda que para crear algo nuevo y disfrutar plenamente de ello, hay que transformarse. Para que el jardín de la Emperatriz florezca, antes se han debido sembrar las semillas. Y para que nazcan las flores en primavera, antes la semilla ha de transformarse, de germinar.

Comentarios

Sé el primero en valorar “Anillo Tarot Emperatriz”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Por qué Simboliks?